6 consejos eficaces para los enfermeros

Una buena compenetración crea una relación estrecha y armoniosa con los pacientes. Le permite comprender los sentimientos de sus pacientes y comunicarse bien con ellos.

Nunca se insistirá lo suficiente en la importancia de la compenetración en la enfermería en relación a los cursos enfermería. Te conecta con tus pacientes y puede mejorar su atención.

Por ello, los enfermeros deben buscar formas de establecer una relación con cada paciente. Sin embargo, la compenetración no es una herramienta única. Desgraciadamente, no hay ninguna clase sobre cómo establecer una buena relación con los pacientes. La compenetración es una habilidad que sólo se aprende con la práctica.

También puede resultar más fácil con algunos pacientes que con otros. Dicho esto, hay que intentar establecer una buena relación incluso si la relación enfermera-paciente es corta.

Formas de establecer una buena relación con los pacientes:

1. Mantener el contacto visual

Mantener el contacto visual comunica atención y compasión. También puede mostrar empatía e interés por la situación de su paciente. El contacto visual y el tacto social le conectan con sus pacientes y comunican comprensión.

2. Muestre empatía

La empatía es la capacidad de comprender la situación, la perspectiva y los sentimientos del paciente. Le permite prestar una atención más personalizada al paciente. La enfermera empática comunica y actúa en base a su comprensión del paciente.

3. Comunicación abierta

Un estudio reveló que la buena comunicación es un factor clave para mejorar los resultados de los pacientes. Comprender las preferencias de comunicación y el estado de ánimo de su paciente le ayudará a establecer una buena relación. Informar al paciente de las nuevas órdenes o de los cambios en su estado es una forma de hacerlo.

Otra forma es animar al paciente a compartir sus sentimientos con usted. La comunicación abierta es una de las habilidades de comunicación enfermera más esenciales necesarias para el éxito.

4. Hazlo personal

Ser paciente puede dar miedo. Para facilitar su estancia, tómese el tiempo necesario para conocer a sus pacientes. Pregunte por sus amigos y familiares, sus aficiones y otros aspectos importantes de su vida.

Esto comunica su deseo de entenderlos como personas, no sólo como pacientes. Esta es una forma fácil de aprender a establecer una relación con tus pacientes.

5. Escuchar activamente

La escucha activa es una herramienta sanitaria holística esencial. Es una forma no intrusiva de compartir los pensamientos y sentimientos de un paciente. Para practicar la escucha activa, siga estos pasos:

  • Escuche lo que dice el paciente.
  • Repita al paciente lo que ha oído.
  • Compruebe con el paciente que su reflexión es correcta.

El objetivo de la escucha activa es reflejar el sentimiento o la intención que hay detrás de sus palabras. Debes escuchar para comprender, no para responder. Practica la escucha activa como una de las varias formas de establecer una relación.

6. Practicar el reflejo

La adaptación a la conducta, la disposición y el ritmo del paciente establece rápidamente la relación. Esto puede significar incluso elevar la voz para igualar a un paciente ruidoso para crear un vínculo sincronizado.

A continuación, con un tono de voz bajo y movimientos mesurados, guíe al paciente hacia un lugar mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *