Cómo elegir una estufa de gas para comprar

El hornillo de gas o estufas de gas  es un equipo de cocina especialmente práctico para las acampadas, las excursiones, las salidas al aire libre… Ligero y fácil de transportar, también es muy apreciado por su facilidad de uso y por garantizar cierta seguridad.

Para su funcionamiento, el hornillo de gas requiere una mezcla de gas líquido a presión. Puede ser propano, butano o isobutano. De todos modos, siempre es mejor comprar una estufa adaptada a las necesidades. En esta guía de compra, descubra algunos consejos y la información esencial para elegir la mejor estufa de gas.

Los criterios de elección

Si quiere comprar el hornillo de gas ideal, debe analizar sus necesidades teniendo en cuenta varios criterios. Dado que este dispositivo de cocción se presenta en varios modelos diferentes, cada uno con características específicas, es crucial asegurarse de que la elección se realiza de forma acertada.

El tipo

Existen varios tipos de cocinas de gas en el mercado. Antes de elegir un modelo concreto, debe asegurarse de que realmente se ajusta a sus necesidades. Podrá elegir entre:

  • Las estufas clásicas: compactas y ligeras; están equipadas con un simple quemador al que se conectará un cartucho de gas adecuado. Son fáciles de usar y existen varias variedades.
  • Tenga en cuenta, sin embargo, que este tipo de estufa de gas no es necesariamente compatible con los cartuchos perforantes. Será entonces necesario protegerse con un adaptador.
  • Estufas Duo: Los modelos Duo son los que se conectan con cualquier cartucho de válvula, ya sea roscado o no. Suelen estar equipadas con un soporte para la olla.
    Estufas de cartucho invertido: En estos modelos, el cartucho está dispuesto de forma que el aparato ofrece una mayor estabilidad.
  • Las estufas con quemador y comida incorporada: También conocidas como estufas mejoradas, ofrecen una mayor eficiencia, consumen poco gas y son súper cómodas.

El número de quemadores

¿Una cocina de gas con uno, dos, tres o cuatro fuegos? Todo depende del número de usuarios y de sus necesidades. Si quiere tener la oportunidad de preparar varios platos a la vez, para ahorrar tiempo, sería mucho mejor elegir una cocina de gas con varios quemadores.

Tamaño y peso

El tamaño y el peso de las cocinas de gas varían naturalmente de un modelo a otro. Para los viajes, las excursiones o las acampadas, está claro que un modelo con quemador sería ideal en comparación con un modelo con dos o más luces. La estufa de gas con un quemador es, de hecho, pequeña, pesa mucho menos y es más fácil de transportar.

En cualquier caso, debes tener en cuenta el espacio del que dispones para guardar el equipo, al tiempo que debes prever un lugar para la bombona o el cartucho de gas.

Potencia

La potencia es uno de los parámetros determinantes a la hora de elegir una estufa de gas. Es la velocidad de calentamiento de la preparación. Cuanto más potente sea la estufa, más rápido se cocinarán los alimentos. Tenga en cuenta que las cocinas de gas más eficientes, es decir, los modelos profesionales, tienen una potencia de al menos 2800 vatios. Pero para uso doméstico, puede optar por un prototipo cuya potencia esté entre 2000 y 2500 vatios. Por debajo de 1500 vatios, el aparato no será práctico para cocinar, sino que se utilizará principalmente para calentar.

En cualquier caso, se recomienda apostar por una cocina de gas cuya potencia se esté ajustando. De este modo, podrá ajustar la velocidad de calentamiento según sus necesidades.

Sensibilidad al viento

No es obvio utilizar una estufa de gas en el exterior, especialmente cuando las condiciones no son muy favorables. El viento puede mover o apagar las llamas mientras levanta polvo. Antes de elegir su hornillo de camping, es mejor asegurarse de que tiene un parabrisas eficaz o una tapa protectora.

Estabilidad

También es una característica importante cuando se trata de la practicidad y la facilidad de uso. Una estufa de gas estable es una garantía de seguridad para el usuario. Para ello, opte por un modelo lo suficientemente fuerte como para mantenerse en su sitio y equipado con pies antideslizantes y estabilizadores. Por lo demás, tenga en cuenta que los modelos de la gama son los más estables porque se posan fácilmente en superficies planas.

Sistema de bloqueo

La seguridad es un punto crucial que no debe pasarse por alto cuando se utiliza una estufa de gas. Sólo hace falta una fuga de combustible para que se produzca un accidente. Por ello, hay que elegir una estufa de gas equipada con un sistema de bloqueo eficaz para que el tránsito del gas se realice correctamente, incluso si se utiliza un tubo de alimentación con los modelos de cartucho deportado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *