5 consejos para obtener un trabajo de enfermería

Has hecho todos los cursos y has aprobado los exámenes finales. Has terminado tus rotaciones clínicas. Has aprobado tu examen de licencia, y ahora estás listo para salir al mundo de la enfermería y marcar la diferencia.

Aun así, buscar un trabajo de enfermería, especialmente el primero, puede resultar desalentador, así que ¿por dónde empezar? A continuación, te ofrecemos algunos consejos sobre la búsqueda de posibles puestos de trabajo, la realización de entrevistas para trabajos de enfermería y cómo conseguir ese primer trabajo de enfermería. Seguir algunos de estos consejos te ayudará a hacer realidad el trabajo de tus sueños.

CONSIDERAR LOS CUIDADOS DE LARGA DURACIÓN Y DE PERSONAS MAYORES

La carrera de cuidados de larga duración y de personas mayores puede parecer menos emocionante al principio que la enfermería de cuidados intensivos. Pero considera las siguientes ventajas de trabajar como enfermera en este tipo de comunidades:

1. RELACIONES MÁS PROFUNDAS CON LOS RESIDENTES Y LAS FAMILIAS

A diferencia de una sala de urgencias o un entorno hospitalario, un entorno de cuidados de larga duración permite que se formen preciosos vínculos durante meses o incluso años. Trabajar con los residentes en un entorno de larga duración permite conocerlos a nivel personal, además de proporcionarles los servicios clínicos que necesitan. Y trabajar con los miembros de la familia ampliada, mantenerlos informados y ver su amor por el paciente en acción también puede ser gratificante.

2. MARCAR UNA VERDADERA DIFERENCIA

Además de proporcionar una atención de alta calidad, también tendrá un impacto en el respeto, la dignidad y la calidad de vida de sus residentes . Nadie elige estar sometido al deterioro físico y cognitivo durante los últimos años de su vida. Sin embargo, una enfermería respetuosa, compasiva y de alta calidad puede mejorar en gran medida el bienestar haciendo que los residentes de edad avanzada y de larga duración se sientan más sanos y cuidados.

3. TRABAJAR JUNTO A OTROS QUE CUIDAN

Los profesionales sanitarios que trabajan con la población de edad avanzada suelen ser personas pacientes y compasivas que forman equipos muy unidos. Y trabajar con otras personas que comparten tus valores es una gran ventaja en cualquier trabajo.

Tener compañeros de trabajo que demuestran valores de paciencia, cuidado y calidez es una experiencia inspiradora que puede hacer que te guste venir a trabajar y esforzarte por dar lo mejor de ti mismo cada día.

4. FORMAR PARTE DE UN EQUIPO DINÁMICO Y UNIDO

En una comunidad de cuidados de larga duración o de personas mayores, trabajará como parte de un equipo interdisciplinario de médicos, logopedas, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, especialistas en bienestar y personas de muchos otros departamentos.

Colaborar estrechamente con personas de diversas disciplinas puede ayudar a ampliar tu base de conocimientos y abrir tu mente a diferentes enfoques dentro de la comunidad médica. Formar parte de un equipo colaborativo e interdisciplinar es la manera perfecta de fomentar el crecimiento tanto personal como profesional.

5. APRENDER DE LOS RESIDENTES

Otra forma de experimentar el crecimiento personal a través de la enfermería en un entorno de larga duración es aprender de tus residentes. Como enfermera, prestas unos servicios inestimables a tus pacientes, independientemente del lugar en el que trabajes.

Pero en un centro de larga duración, también aprendes algo a cambio a través de las experiencias vitales y las lecciones de vida de tus residentes. Las relaciones que establezca con los residentes probablemente les llevarán a abrirse a usted sobre sus experiencias personales y a compartir años de sabiduría y consejos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *